Niños a bordo: Haz de esa pesadilla, una aventura

Turisteando en bicicleta
junio 21, 2017
¿Bronceándote? Haz del sol tu mejor amigo
junio 22, 2017
Viajar en avión es tan usual para los adultos, que cualquier persona realiza sus viajes sin problema…pero cuando hay niños de por medio, la cosa cambia, y mucho.
El miedo a volar en avión es algo más común de lo que imaginamos y se puede llegar a convertir en rutina, más cuando hay trabajo de por medio; todos lo hemos experimentado por lo menos durante el primer vuelo.
Si los adultos, incluso algunas veces nos vemos invadidos por ese temor antes de despegar, ¿Qué debemos esperar de los más pequeños que ignoran por completo esta aventura aérea?
Es cierto que no todos los niños viven esa experiencia aterradora y simplemente lo ven como subirse a un carro con alas, pero de igual modo la emoción, el temor o la novedad los hace sentirse en una situación diferente, incluso una gran parte de ellos se ven afectados por algunas molestias como los mareos y la incómoda situación de los oídos tapados.
El aburrimiento, algunos malestares físicos y el hambre suelen ser malos compañeros de viaje, por ello aquí te presentamos algunos consejos prácticos listos para ser utilizados en tu próximo vuelo con niños.
Manda a volar al miedo
Antes del vuelo es muy importante conversar con los más pequeños haciéndoles entender que los aviones son medios de transporte seguros, en donde las sensaciones que experimentarán son normales y no deben temer de ellas. Una buena forma de quitar esos miedos es recordarles que desde el cielo verán las nubes y hermosos paisajes.
Prevé los malestares
Consulta a tu pediatra sobre los mareos y otros síntomas que puedan afectar la salud de tus pequeños. Pídele algún remedio para evitar malestares y no olvides abastecerte con material de primeros auxilios ya que es conveniente ir preparado para cualquier eventualidad.
Dile no al aburrimiento
Prepara elementos pequeños que puedan entretenerlos durante el vuelo: libros, historietas, sus juguetes pequeños, de esta forma los mantendrás ocupados.
Procura no cargar con juguetes grandes ya que muchas veces por el poco espacio, pueden causar alguna molestia a los demás pasajeros y además, tus niños no podrán jugar adecuadamente.
Listos para despegar
Antes de que inicie el despegue lleva a los niños al baño, recuerda que no podrás hacerlo en el período inmediato del despegue y aterrizaje.
Es conveniente que les hagas saber que no se pueden parar del asiento porque pueden caerse, esto les ayudar a entender que hay que ir antes o después del vuelo.
Divirtiéndose a bordo
Lleva contigo sus cuadernos favoritos para colorear, libros de cuentos o juegos de cartas. Participa con ellos y guíalos para que los juegos no incomoden a otros pasajeros.
Qué hacer antes de despegar y aterrizar
Vigila la hora en que iniciará el despegue y aterrizaje del avión, en ese momento dales goma de mascar o alguna golosina de modo que la presión arterial no se vea alterada.