La ruta de los Conventos en Yucatán: Legado de nuestro milenario pasado

Catemaco, Veracruz: El misticismo de un pueblo
junio 23, 2017
Un paseo histórico por San Cristóbal de las Casas, Chiapas
julio 14, 2017
Vive una interesante aventura al recorrer el corazón de Yucatán, al visitar los conventos, templos y capillas, que fueron edificadas por las órdenes religiosas que se establecieron para evangelizar a los nativos, ya que forman una parte importante del legado histórico y cultural de nuestro México.
Acanceh (Quejido de venado)
Se encuentra a 30 km. de la ciudad de Mérida. Su principal atractivo es la “Plaza de las Tres Culturas”, que conjuga la época prehispánica, colonial y contemporánea. Destaca el templo dedicado a Nuestra Señora de la Natividad y la capilla de la Virgen de Guadalupe, muestra única del estilo franciscano puro.

Tecoh
La Villa de Tecoh a sólo 36 Km. de la ciudad de Mérida. En este lugar podrás visitar una iglesia y un convento dedicado a la Virgen de la Asunción. Construida sobre la base de una pirámide maya, la iglesia tiene gran cantidad de piedra labrada, un impresionante altar y muchas pinturas. Allí también podrás descubrir, numerosas artesanías realizadas por manos yucatecas.

Mayapán
Se localiza en el km 45 de la carretera Mérida-Acanceh. Conocida como “Bandera de los Mayas”, la ciudad amurallada de Mayapán es considerada como la última gran capital maya, y a pesar de que no es un lugar que haya tenido grandes construcciones, se han descubierto más de cuatro mil estructuras arquitectónicas.
Tekit
Pueblo próspero donde encontrarás la Parroquia de San Antonio de Padua, con sus imágenes de santos en todos sus nichos. Parece un museo, aunque el altar es muy sencillo.
Este Ex-Convento fue erigido hacia el siglo XVI al igual que la Capilla de San Cristóbal. Está ubicado en uno de los pueblos más importantes durante la Colonia bajo el Régimen de Encomienda a cargo de Fernando de Bracamonte.

Mama
Esta humanitaria fundación, es una obra del siglo XVI, adosada a la capilla abierta del propio XVI, pero sin duda lo que capta nuestra atención es la noria cubierta por un casquete de media naranja. Este humanitario sistema hidráulico producía una clemente sombra a la ronda de la noria.
Se conserva también el aljibe y el sistema de canales para la irrigación, con el agua extraída de un bien abastecido cenote abovedado. El atrio se conforma por pollos (bancos) y la fachada ostenta con timidez una tardía decoración esgrafiada. El templo está coronado en su frontis con una espadaña y campanario, y presenta un atrio cerrado.
El Templo y Ex-Convento son una de las construcciones religiosas que los Misioneros Franciscanos tuvieron como sitio de “Visitación” de la Diócesis.
Mama es, sin duda por su dimensión y belleza lineal, uno de los elementos más representativos de la arquitectura yucateca.

Chumayel (Lugar de las semillas)
Cuna de uno de los más importantes documentos, el “Chilam Balám”, libro sagrado de los mayas. Ubicado a 63 Km. de la ciudad de Mérida. Su templo, notablemente conservado dedicado a la Purísima Concepción, fue construido en el siglo XVI y consta de un atrio sólido de arquerías, con ricos pórticos y bellas imágenes en su interior, es un claro ejemplo de la arquitectura religiosa de tipo almenado y medieval, trasplantada a Yucatán por los primeros españoles. En el interior del templo se encuentra un Cristo de madera negra, de interés muy especial.

Teabo
Se inspira en La Mejorada de Mérida, con dos espadañas pareadas en su fachada, aquí podemos apreciar un elemento que al repetirse constituye un invariable arquitectónico.
Los muros laterales tienen un corredor oscuro, como si se tratara de un paso de ronda que aflora en las ventanas. Es un elemento que se repite en muchas iglesias, pero sólo en Yucatán, quizá los ejemplos más grandilocuentes sean Dzemul y Mococha.
No sabemos su finalidad, pero sí es evidente, por ley física, que el aire al circular por conductos emparedados se enfría y provoca una corriente con el aire de mayor temperatura, choque que se da precisamente en las ventanas construidas para refrescar e iluminar la iglesia.
Su templo está dedicado a San Pedro y San Pablo al Oriente del Cementerio. La capilla de Indios, en honor al Cacique Andrés Ek, figura relativa al momento crucial de la cristianización de la raza autóctona. En su huerta existe una noria con un original sistema de riego por canales.

Maní (Todo Pasó)
Fue el lugar donde Fray Diego de Landa ordenó la quema y destrucción de muchos documentos y estatuas mayas durante el movimiento franciscano de convertir a los indígenas al cristianismo, bajo su propia interpretación en la Relación de las cosas de Yucatán, publicado en 1566.
Maní también fue fundado sobre un cenote -eso significa su nombre-, y se conforma por una serie de adosamientos o superposiciones que se pueden ver fácilmente en el paramento de la nave de la iglesia.
El templo en sí es de una gran dimensión, coronado por dos conjuntos de espadañas, con tres campaniles cada una, que flanquean una portada renacentista. La capilla abierta es de tal dimensión que supera a la iglesia.
Es sin duda la de mayor monumentalidad en la provincia franciscana de San José de Yucatán y se ha atribuido a Fray Juan de Herrera. Su claustro es de una austeridad y molicie impresionante.
Guarda Maní el retablo más bello y antiguo de la provincia, en la parte inferior de su retablo, su predela historiada, aparecen los conquistadores con el atuendo de la época. Su autoría arquitectónica se debe a Fray Juan de Mérida y manifiesta una clara tendencia hacia el milenarismo.

Oxkutzcab (Lugar del Ramón, Tabaco y Miel)
Fue fundada por el grupo Maya Xiú, después que éste abandonó la ciudad de Maní. El templo de San Francisco de Asís se fundó en el año 1581 y se terminó en 1699, según la inscripción que tiene en la fachada.
En el interior destaca el retablo principal de columnas salomónicas con nicho y escultura. A un costado se encuentra el claustro. En este lugar no debes dejar de visitar el mercado y degustar de las jugosas y exóticas frutas que han hecho que esta localidad sea conocida como “La Huerta del Estado de Yucatán”. También es interesante ascender a la Ermita de la Virgen del Pilar.

Muna (Agua Nueva)
Poblado que alberga el templo y el ex convento de la Asunción, construido en el siglo XVII; son interesantes sus espadañas laterales, de tres cuerpos cada una, y el piñón que remata la fachada.
Los franciscanos fundaron su convento posiblemente a fines del siglo XVI. La iglesia se empezó a construir en 1691.
Presenta perfiles barrocos en el remate de su portada y su espadaña. Es una bella composición de volumen y ligereza conformada por la pesadez de su fachada y el calado de sus ágiles espadañas. La planta es basilical y de grandes proporciones.

Umán (Camino ruidoso)
Donde se puede visitar la magnífica Parroquia de San Francisco que antes fue un convento español del siglo XVI. De proporciones imponentes, su portada es de cantera con tres atractivos arcos ojivales y pilastras pareadas; la fachada quedó inconclusa. Se puede visitar el mercado o pasear en un taxi ecológico recorriendo la villa. Localizado a 18 km al suroeste de Mérida.